Administración de Aduana

ADMINISTRACIÓN DE ADUANA

El comercio internacional requiere de la existencia de un control en costas, fronteras y puntos estratégicos en materia de transporte de mercancías. Este es el papel que cumple la Administración de Aduana, una oficina pública gubernamental, de constitución fiscal, que se ocupa de registrar el tráfico internacional de mercancías que se importan y exportan entre diferentes países.

Agencia Paublete lleva desde 1987 operando en materia de gestión de aduana y tráfico marítimo, por lo que conocemos a la perfección todos los trámites aduaneros que se hacen necesarios para comercio exterior.

Son varias las funciones que desarrolla la administración de aduana:

FISCAL. Mediante la vigilancia del cumplimiento de una serie de derechos y obligaciones en materia de exportación e importación cuando se trata de transportar mercancías a otros países. Los aranceles son los tributos que se aplican a los bienes que son objeto de estas actividades de internacionalización.

SEGURIDAD. Este aspecto está íntimamente ligado al punto anterior, pues se ha de evitar el fraude aduanero y lugar contra el contrabando.

SALUD PÚBLICA. Controla la entrada de animales, alimentos, residuos tóxicos, etc. que pudieran suponer cierto peligro para la salud pública de los civiles. Este aspecto se controla especialmente en la Administración de aduana por su estrecha relación con el bienestar ciudadano.

ESTADÍSTICA. Se elaboran estadísticas de comercio exterior que pueden ser de utilidad para la realización de informes y estudios que mejoren la actividad de internacionalización de la empresa española.

El funcionamiento de las aduanas es relativamente sencillo. Cuando una compañía se decide a exportar o importar una serie de productos estos pasan irremediablemente por la aduana. Entran en juego profesionales cualificados y representantes aduaneros (agentes de aduanas) como los que forman la plantilla de Agencia Paublete. Ellos se ocupan del despacho aduanero por el que se exige el pago de unos aranceles determinados.

Existen una serie de documentos y directivas tanto nacionales como a nivel europeo e internacional que regula esta actividad de la Administración de Aduana. Las autoridades aduaneras designadas al efecto son las responsables de supervisar el comercio internacional de la Unión Europea. Han de contribuir a un comercio justo y abierto, a la aplicación de aspectos externos del mercado interior y la ejecución de la política comercial común y de las restantes políticas comunes europeas relacionadas con el comercio. También han de cuidar la seguridad global de toda la cadena de suministros. Estas indicaciones están registradas en el Reglamento (UE) 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo.