El comercio electrónico, trampolín para el tráfico import-export en 2014

Año nuevo, ¿vida nueva? La entrada de 2014 no va a traer la revolución a la economía, pero es evidente que hay una serie de factores que seguro van a dar un buen impulso a las cuentas de resultados de determinados sectores y en empresas muy concretas. En el caso de la actividad import-export, en este post queremos centrar nuestra atención en el comercio electrónico: las ventas online siguen creciendo y sin lugar a dudas esto puede influir de forma positiva en la actividad en puertos y en aquellos operadores que trabajamos en torno a ellos.

comercio electronico y transporte maritimoSegún el último estudio sobre e-commerce B2C 2012, edición 2013, dado a conocer recientemente por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), las compra-ventas a través de Internet aumentaron un 13,4% en 2012. Esto, traducido en números, supone una facturación total de 12.383 millones de euros. Tal cantidad es fruto de la actividad de 15,2 millones de compradores que accedieron a la Red a hacer algún tipo de transacción.

Como apuntábamos, estas ventas virtuales van a servir de trampolín para que en 2014 aumente el tráfico de mercancías vía tierra, aire… ¡y mar! Esperamos que aumente el tráfico marítimo con ese crecimiento de los pedidos realizados en la Red. Sin ir más lejos, este periodo de Rebajas de Invierno que hoy dan comienzo servirá para que nuestras empresas den salida a los artículos traídos a nuestro país hace meses, procedentes de otros países donde se han fabricado. Igualmente, seguro aumentará la exportación de materiales de aquí y también empresas foráneas, desde sus países de origen, se verán necesitados de poner en marcha su cadena logística para hacer llegara sus destinos españoles los productos que se vendan en estas fechas.

Para los más curiosos, dejamos estos apuntes sobre cómo es el internauta del futuro, tomando como fuente la información procesada por el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital.

  1. Tienen entre 15 y 49 años, con estudios secundarios o universitarios, de nivel socioeconómico medio y medio alto. Suele comprar desde casa, en dispositivos móviles y tarjetas y compra una vez al mes en un 20% de los casos. Pagan con tarjeta de crédito/débito.
  2. Experiencia satisfactoria. En 2012 descendió el número de compradores que devolvieron algún producto. esto significa que ha mejorado la experiencia de compra. De hecho, son muchos los que ya consideran que el proceso de compra de productos fue fácil o muy fácil. Se trata de una tendencia que se consolidará seguro en 2014.
  3. Por qué no compramos. Importante conocer qué frena al internauta a comprar o no en una determinada tienda online. Esto depende sobre todo del cobro de gastos de envío, seguido de la garantía de devolución. Los no compradores apuntan como principal factor el tener que facilitar datos financieros y la desconfianza por el uso que se pueda dar de la información personal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *