Comercio Exterior

EMPRESAS DE COMERCIO EXTERIOR

El mercado transitario mundial está en plena ebullición. Los años de la crisis económica han sido fundamentales para asistir a una reestructuración de medios de transporte, relaciones entre operadores, desaparición, emergencia y eclosión de numerosas empresas de comercio exterior. Son cambios que van en línea con la importancia que están adquiriendo los trámites de internacionalización en las empresas de todo el mundo. La globalización de los mercados ha llevado a la eliminación de barreras que permite llegar a cualquier rincón con productos y servicios procedentes del mercado local más modesto.

El Libro Blanco del Sector Transitario en España, en una de sus más recientes ediciones, apunta a estas modificaciones ya señaladas. Mientras que el transporte aéreo de carga volvió a sufrir un retroceso, el transporte marítimo logró incrementarse al preferir los cargadores y empresas de comercio exterior este modo frente al aéreo. Aún así, el transporte marítimo pasó apuros debido a la sobrecapacidad y unas tarifas erráticas.

En términos financieros, los ingresos del sector transitario han ido aumentando en los últimos ejercicios, pero los márgenes de beneficios han sido dispares. Algunos transitarios han tenido más éxito que otros en gestionar sus gastos generales y comprar espacio de carga y también en transferir esos costes al cliente. La incertidumbre en los mercados globales en general conlleva oportunidades de futuro y adquisiciones. Esto afecta igualmente al mercado transitario. Las compañías que han establecido alianzas en joint-ventures y han comprado empresas a fin de expandirse en nuevas regiones en Oriente Medio y Asia y, por supuesto, en Europa. Para otras empresas del sector, las oportunidades de expandirse mediante el comercio internacional y contando con apoyo de representantes aduaneros (agentes de aduanas) y operadores logísticos, siguen vigentes. Algunas incluso están adquiriendo proveedores especializados en servicios transitarios.

Siguiendo los pasos del sector de la logística en general, los transitarios están digiriéndose a nuevos enclaves geográficos y ofertando nuevos servicios a fin de atraer y mantener su negocio. Mercados emergentes como África, Oriente Medio y Sudamérica que están abriendo nuevas oportunidades. Al mismo tiempo, otras ofertas de servicio –cargas de menos de un contenedor o el servicio multimodal marítimo-aéreo), que ya son fórmulas exitosas para muchas empresas de comercio exterior.

Con el objetivo de estimular el mercado de carga aérea, los transitarios están ofertando soluciones específicas para la industria, tales como el transporte a temperatura controlada a fin de atraer commodities de mayores márgenes, como los perecederos y los productos farmacéuticos.

En respuesta al incremento de los mercados emergentes, la necesidad por una gestión global de comercio también se hace patente. Los transitarios proveen servicios de despacho de aduanas y otras empresas de comercio exterior y servicio de gestión de aduanas ofertan nuevos servicios, más especializados según cada industria.

La perspectiva de estos operadores logísticos es positiva y se espera que el sector crezca un 6,8% en 2016. Los mercados emergentes en Asia-Pacífico, Oriente Medio y Sudamérica se espera que jueguen un rol importante en este crecimiento.